Patrón: Guantes de 5 dedos, paso a paso

Los guantes de 5 dedos han sido, históricamente, uno de los sustos más grandes de las tejedoras. Partiendo por esas asesinas herramientas de doble punta que, sin cuidado, puedes pincharte o pinchar a la gente a tu alrededor; y terminando por lo deforme o tedioso que puede convertirse tejer los 5 dedos.

En fin, el inicio del invierno es la excusa perfecta siempre para incentivarte a aprender cosas nuevas, ampliar tus conocimientos, y volverte cada vez más en experta. En esta ocasión, te presentamos el paso a paso para hacer tus propios guantes a 5 palillos y para tus 5 dedos. No, no es dificil, solo necesitas las siguientes herramientas:

- Concentración
- Paciencia
- Tolerancia a la frustración
- Perfección
- Unos gramos de matemática básica.

Ah y olvidaba:

- Algún hilado no muy grueso ni muy delgado, algo estilo 2 hebras (fino o ligero)
- Un set de 5 palillos de doble punta del tamaño adecuado para el hilado
- Sujetadores de puntos o alfileres de gancho

¡Manos al guante!

Antes de comenzar: haz una muestra (o galga) con tu hilado y los palillos. Mantén siempre la muestra contigo, para con ella poder calcular la cantidad de puntos necesarios.

Paso 1: el puño.

Puño con fantasía

El puño es normalmente, el sector tejido en elástico simple (1 revés 1 derecho) o en elástico doble (o tubular 2 derechos 2 revés). Apretará tu muñeca o antebrazo, permitiendo un mejor ajuste del guante a la mano, además de ayudar que el frío no entre por ahí. Una variación es utilizar hilados de fantasía o tipo pelo en este sector para darle variedad.

Puedes tejerlo cortito o más largo, escoge lo que a ti te acomode.

Con la muestra de tu tejido, calcula cuantos puntos necesitas para rodear tu muñeca (si es un puño relativamente corto). A la cantidad de puntos escogidos, réstale 5 o 6 p (para que te quede un poco más apretado… es un puño!); úrdelos y repártelos en 3 palillos como muestra el diagrama. Teje en redondo el largo que desees, al llevar 4 o 5 cm de largo, comprueba que efectivamente tu mano calza por el puño que estás tejiendo, sin que te quede muy suelto o muy apretado. Recuerda: puedes tejerlo elástico (doble o simple) o incluso jersey si es un hilado de fantasía.

Paso 2: inicio del pulgar

Finalizado el puño, viene un sector recto previo al inicio del pulgar y que vamos a tejer en punto jersey. Si deseas, después del puño al cambiar a punto jersey reparte 5 o 6 aumentos/puntos para ir logrando más amplitud. Teje recto este sector por el largo que desees, hasta antes que comience tu pulgar.

Para empezar a tejer el pulgar, marca uno de los puntos de tus 3 palillos (cualquier punto) y corrida por medio, realiza un aumento cerrado antes y después de ese punto. Te resultará un esquema más o menos de esta forma: 1 aumento, 1 punto, 1 aumento // 1 aumento, 3 puntos, 1 aumento // 1 aumento, 5 puntos, 1 aumento // 1 aumento, 7 puntos, 1 aumento, etc… (los puntos rojos de la ilustración ejemplifican los aumentos). De esta forma tu guante se estará ampliando para formar el pulgar… continúa aumentando hasta tener CASI la cantidad de puntos necesarios que cubran tu dedo pulgar (recalco casi porque urdiremos 2 o 3 puntos extras para complementar los del pulgar más adelante). Entonces, teniendo CASI todos los puntos necesarios para cubrir tu dedo, deja dichos puntos en suspenso, incluyendo los aumentados.

Paso 3: cuatro dedos

Continuaremos formando el resto de los dedos. Reubica tus palillos de tal manera que tomes todos los puntos originales después del puño y entre aumento y aumento hecho para el pulgar, urde 2 o 3 puntos. Continúa tejiendo recto hasta llegar a la base de los 4 dedos (una mano de mujer promedio requiere 2 o 3 cm rectos).

Paso 4: cada dedo

Apóyate de la maravilla moderna de los sujeta puntos y la matemática básica. Si, por ejemplo, la cantidad de puntos de tu tejido ahora es 40 puntos, significa que aplanado tienes 20 y 20 puntos para la palma y dorso de la mano. Ahora, presta atención: entre cada separación de dedos, urdiremos 2 o 3 puntos (dependiendo de lo fino de tu hilado), eso significa que el dedo índice tendrá 2 puntos extras (aparte de los puntos del dorso y palma), el dedo mayor tendrá 4 puntos extras (uno a cada lado), el anular también 4 puntos extras y el meñique 2 puntos extras. Bajo el mismo ejemplo, si tenemos 20 p para dorso y 20 para palma, podemos distribuirlo de la siguiente forma:

- Dedo índice: 6 puntos palma + 6 puntos dorso + 2 puntos urdidos en separación de dedos = 14 puntos
- Dedo mayor: 5 puntos palma + 5 puntos dorso + 2 puntos urdidos separación con dedo índice + 2 puntos urdidos separación con dedo anular = 14 puntos
- Dedo anular: 5 puntos palma + 5 puntos dorso + 2 puntos urdidos separación con dedo mayor + 2 puntos urdidos separación con dedo meñique= 14 puntos
- Dedo meñique: 4 puntos palma + 4 puntos dorso + 2 puntos urdidos separación con dedo anular= 10 puntos

Hecho el cálculo, llévalo a la práctica: todos los puntos que no tejas del dorso o palma de la mano, tenlos en sujetapuntos a medida que vas tejiendo los dedos. Comienza con el primer dedo: urdiendo los puntos de separación, teje recto hasta alcanzar la altura deseada. Realiza disminuciones arriba, pasa los puntos restantes por una aguja y lana y frunce los restantes. Procura esconder bien los nudos y restos de lana, si no, te molestarán en las yemas de tus dedos.

Paso 5: otros dedos

Llevando a la práctica nuestros cálculos, terminado el primer dedo retomaremos los 2 puntos urdidos en él (puntos rojos) y urdiremos otros extra al otro extremo (puntos verdes). Teje hasta tener el alto deseado del dedo y finaliza como se explicó en el punto anterior. Teje todos los dedos, si te fijas, según nuestro cálculo ejemplo, el dedo meñique tiene menos puntos y esto es congruente con su naturaleza: ser más delgado que el resto de los dedos.

Paso 6: terminando

Finalmente, retoma los dedos del pulgar y con ellos, los puntos urdidos en el paso 3. Teje y finaliza como se indica en el paso 4.

Como lo ves, no es del todo dificil. Te recomiendo leer todo, entenderlo y “tejerlo” en tu mente y luego tomar tus palillos eir resolviendo tus dudas con la práctica. Obviamente es recomendado que empieces con el punto jersey, pero  medida que tomas confianza puedes agregar trenzas, colores, o hacer un mitón sin completar los dedos, etc… ¡la imaginación no tiene límites!

- Sally (Marina Torreblanca), 2011.

no sea tacaño! si utilizas algo de este material dále el crédito que corresponde! no robes texto o imagen sin permiso ;( Las hice exclusivamente para este sitio!