EL ATAQUE DE LA POLILLA ASESINA!!! o Cómo cuidar tu lana de esta plaga

Lana natural apolillada

Este es un post muy triste para mi…

¿Recuerdan cuando uno era joven, todo estaba apretadito en tu cuerpo y ningun mal te aquejaba? ¿podías comer grasas, azucares, gaseosas y nada malo ocurría en tu cuerpo? Hasta que pasaron los años y la negación se volvió realidad y llegó Doña Celulitis, creció la panza, y los royos no se demoraron en aparecer… Colisión frontal con la edad.

En fin, me pasó algo similar aplicado a la lana. Siempre tuve mis ovillos (acrílicos, bambú, algodón, lana de oveja, alpaca, lanas del sur de chile, etc) juntas y mezcladas, y nunca hice nada “extra” para cuidarlas…

Un día que quise tejer una de ellas, tomé un ovillo de mis canastitos y encontré unos sospechosos granitos blancos… “que raro esto” pensé inocentemente… hasta que me acordé que una vez Corriendo con Tijeras lo mencionó en twitter…

¡SE ME HABIAN APOLILLADO LAS LANAS!

Si bien me sentí algo como esto (y sí, pueden incluir a Godzilla en el ataque porque así de mal me sentía);

El ataque de la polilla

GRRROOOAAARRRR!!!

o esto:

Oh no!

"Oh no!"

La verdad es que algo tenía que hacer al respecto ya que el tiempo pasaba y no sabía hasta dónde estaban las polillas comiéndose mis tesoros. Y así se veía.

Lana natural apolillada

Como niñita tecnológica, lo primero que hice fue lloriquear en las redes sociales. Y un hombre hubiese pensado “que inútil, ¡deja de compartir tu tristeza como niñita!”, la verdad es que las redes sociales me ayudaron mucho! Por Twitter y Facebook, mucha gente me dio datos y consejos de cómo ir radicando esta plaga o qué hacer con los ovillos apolillados.

En fin, toda esa introducción para compartir con ustedes todos los datos y consejos que ustedes mismas me dieron y espero que ahora sean de ayuda a ustedes y no les pase lo que me pasó a mi!

Cómo cuidar la lana de polillas, de las amigas de Facebook

A lo que después de mi investigación, quiero agregar:

  1. No es la polilla desarrollada la que come la lana, son las larvas.
  2. Tanto para los ovillos como para las prendas tejidas, las larvas prefieren las cosas guardadas sin lavar o que llevan mucho tiempo guardas.
  3. Si tienes un tejido hecho a mano con lana, guardalo limpio y sin manchas.
  4. Para prevenir, guarda lanas y tejidos en cajas herméticas.

Como repelentes naturales te recomendamos:

  1. Poner lavanda entre la ropa o lana, o en saquitos de tela.
  2. La cáscara de naranja o de limón secos.
  3. Trozos de madera de cedro.

Finalmente, como extintor de plaga químico te recomendamos la clásica naftalina que mata a  polillas y larvas.

¡Espero les sirva!