PORQUE ESTAMOS COMPROMETIDOS CON TU SALUD, DESPACHO A TODO CHILE CONTINENTAL POR $3990.

Ignacia Jullian

Ignacia Jullian


Ignacia Jullian


Ignacia Jullian, se ríe y llora con la misma intensidad con la que disfruta cada puntada. Dice que goza haciendo paletas de color y que cuando está triste, mira los cuadros y bordados que ha hecho y siente cómo el color la alegra y la acompaña. Conversamos con ella sobre los cambios, su trabajo y sobre su nueva vida cerca del mar.

- ¿Cómo han cambiado tus días desde que vives en Concón?

"Ha sido exquisito, aunque antes vivía en una casa y en un barrio que me gustaban mucho. Pero siempre me había dado vueltas esto de vivir en la playa. En general despierto muy temprano y leo. Estoy leyendo mucho sobre ciencia, me interesa entre otras cosas, saber los beneficios del agua de mar en el cuerpo. Por eso, después de darle desayuno a mis hijas y llevarlas al colegio, parto a la costanera a trotar; voy con traje de agua y me meto a nadar. Entro lo que más puedo, porque me da susto. Estoy venciendo mis miedos. Además, el mar es distinto todos los días, no hay un día igual al otro. Ahora toda mi inspiración la encuentro en el mar, en los colores de los atardeceres, en la amplitud y la sensación que provoca el horizonte. Aquí uno respira distinto, nos ha hecho súper bien, no solo a mí, sino que a mis hijas también."

- Es una nueva oportunidad creativa, entonces.

"Claro. Yo siempre digo que todo lo que hago, lo hago desde el placer, poniendo la atención más en el proceso que en el resultado. Así lo paso bien. Estar cerca del mar es exquisito, es puro placer."

- ¿Y ese placer no estaba antes en tu manera de trabajar?

"Sí, pero me faltaba sentirlo en las manos. Yo estudié Arte, soy pintora de profesión y toda la vida he inventado cosas con las manos. Cuando me embaracé de mi hija mayor estaba en la Universidad, y durante ese tiempo no me pude desarrollar como artista, porque para hacer cosas manuales, uno tiene que tener tiempo y un espacio especial. Estuve picoteando por aquí y por allá, y tuve que trabajar en otras cosas pa’ parar la olla. Me casé dos veces antes de ponerme a bordar. En el embarazo de mi segunda hija, estuve mucho tiempo en cama y me acordé que tenía unos encajes y unas telas de colores, que me quedaron de cuando hacía ropa interior. Y ahí, acostada, empecé a hacer unas tiritas como unas guirnaldas con pompones y lanas. Hice 200 y después las vendí. Mucha gente decoró su casa con esas guirnaldas. Ahí volví a sentir eso en las manos."

- ¿Debe haber sido un tiempo difícil ¿en todo lo que haces eres así de entusiasta?

"Siempre tengo esa actitud. Soy buena para detectar el punto brillante en la oscuridad. Ver el vaso medio lleno. Mis amigas dicen que tengo suerte, pero más que todo, creo que puedo ver las oportunidades. Después de vender esas guirnaldas me puse a decorar y me empezó a ir súper bien, aunque dejé de hacer cosas manuales."



“Siempre digo que todo lo que hago, lo hago desde el placer, poniendo la atención más en el proceso que en el resultado. Así lo paso bien”

- ¿Cómo te encontraste con el bordado?

"Un día acompañé a una amiga a una tienda de lanas, ella bordaba en punto cruz. Yo había aprendido porque mi mamá me había enseñado para distraerme en los despegues y aterrizajes de los aviones. Hasta ahí yo había bordado con colores súper ñoños porque la paleta de colores de ese tiempo era muy fome, los diseños también. Cuando vi todos los colores de lanas, fue como wuaaaa. Me gasté todo lo que tenía en lanas de colores y una esterilla con un diseño. Llegué a mi casa y bordé sin parar, con desesperación, como cuando uno come y tiene mucha hambre, y pensaba: “¡esta cuestión está demasiado buena!” Bordé en punto cruz y terminé muy rápido. Al otro día me compré un metro de esterilla en blanco hice un dibujo y desde ahí no he parado."

- Llevas varios años bordando para novias, ¿Cómo vives ese proceso?

"Con las novias es totalmente distinto porque tiene que quedar perfecto. A mí me resulta más natural el gesto, la pincelada grande, la puntada gruesa, pero con las novias es distinto y me encanta el estado en el que entro cuando bordo vestidos. En general, ellas tienen una idea de lo que quieren y la vamos trabajando. Les pido que me muestren los colores que les gustan, y me mandan la tela para bordar. Yo siempre les aclaro que no soy diseñadora ni modista y que no veo los temas de calce, por eso es súper importante que me digan lo que les gustaría y ellas lo ajustan con su diseñadora."



- ¿Te ha resultado difícil la organización con la cantidad de encargos que recibes?

"Ahora trabajo con más gente en el área comercial. Yo soy pésima para eso y tengo otra persona que me ayuda con las ventas de la pagina web y las cotizaciones. Yo me dedico a la parte creativa, armo los proyectos, los diseño y tengo este otro equipo que se encarga de la venta, la distribución y los pagos de los proveedores."

“Toda mi inspiración la encuentro en el mar, en los colores de los atardeceres, en la amplitud y la sensación que provoca el horizonte.”


- ¿Piensas en el futuro? ¿Cómo te visualizas en cuarenta años más?

"¡Sí! Y lo tengo súper claro. Porque cuando fui mamá tomé la decisión de estar 100% con mis hijas, criando y trabajando desde mi casa. Y a los 55 o 60 voy a estar sola por primera vez en mucho tiempo. Quiero comprarme una camper, agarrar mi canasto de lanas e hilos, computador, perro y a la persona que se quiera subir, y recorrer, recorrer el mundo por todos los años que me queden. Y me gusta la idea de una camper porque así puedo ir deteniéndome en el camino, a mi ritmo: sin prisa, pero sin pausa."

Instagram: @ignaciajullian


8 Respuestas

Luana Sousa

octubre 07, 2021

Genial, hice su curso de Domestika porque encantó la forma que trata el bordado yo soy psicóloga de profesión, tejo amigurumis que aprendí de forma autodidacta y durante la pandemia me atrajo mucho el bordado.

MARIA EUGENIA DURAN VARGAS

octubre 06, 2021

Que maravillosa historia y experiencia de vida!!!!

Lograr ese encuentro con uno misma es lo máximo y mucho mas a través de las manualidades .

Muchas felicitaciones por lograr lo que realmente querías para la vida de tus hijas y principalmente, la tuya.

Mi experiencia personal, es con las lanas @revesderecho, y te contaré que ha sido el despegue de mi vida en todo sentido, sobretodo después de un Ca de mama.

Hoy es una de las razones del porque levantarme todos los días con la idea de crear algo nuevo con mucho amor , siempre, con mucho amor!!!!!!!

Ale

octubre 06, 2021

❤️

Ale

octubre 06, 2021

❤️

Leonor Paz

octubre 06, 2021

lindo!!!

luisa

octubre 06, 2021

Bello tu trabajo, no estudié nada con el arte, soy totalmente autodidacta, pero, hago de todo, pinto al óleo, tejo, bordo, hago cuadros bordados, en fin.
Me vida se desarrolló como cuarenta años en una oficina, no me recibí de contadora, estuve a punto, pero me casé y ahora jubilada me dedico a todo lo que enumeré. Por este motivo te felicito, y me imagino que todos tus proyectos son hermosos. Un saludo afectuoso,
Luisa

Fran Rd

octubre 06, 2021

Comparto plenamente que el mar es pura Inspiración! Lindos lindos tus proyectos.

pury

octubre 06, 2021

Precioso tu trabajo.¡¡¡¡¡¡¡

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.